Recetas de té verde con limón

Tomar todos los días la misma infusión, por mucho que te guste, puede llegar a cansar. Para que esto no te suceda, toma nota de las recetas de té verde con limón acompañadas de otros ingredientes saludables que tú mismo puedes preparar de manera sencilla para beneficiarte de todos sus beneficios. Son algunas ideas pero fijo que puedes encontrar más.

Te verde con limón y miel: para épocas de resfriados y para aquellos que necesitan endulzar el té, ya que los efectos de la miel le da ese toque. Utiliza la miel más pura que puedas. Basta con media cucharadita.

Té verde con limón y canela: especialmente recomendable para las mujeres porque les ayuda a reducir los dolores de regla, pero también para aquellas personas que desean levantar su estado anímico, ya que una de las principales propiedades de la canela es ésta última, precisamente

Te verde con limón y jengibre: al igual que con miel, es ideal para prevenir resfriados o reducir sus síntomas una vez los has cogido. Además, refuerza tu sistema inmunológico y digestivo, en general.

Té verde con limón y bicarbonato: (basta una cucharadita de éste último) para tomar después de comidas copiosas o cuando las digestiones no son especialmente buenas.

Té verde con limón, menta y hierbabuena: a nosotros nos encanta tomarlo en verano, bien fresquito o en invierno, cuando la garganta flojea.

Té verde con limón y naranja: un extra de contenido de vitamina C, ideal para cualquier época del año. Se puede tomar frío o caliente. Fresquito, va genial en comidas de verano, porque marida a la perfección con ensaladas y carnes y podrás impulsar el sabor.

Té verde con limón y leche: una especie de batido de frutas, pero mucho más ligero y saludable. Queda mejor para beber con leches vegetales que con leches de origen animal; al menos, para nuestro gusto.

Te verde con limón y hielo: la bebida isotónica y saludable por excelencia de los deportistas. Pero no hace falta que seas profesional. Basta con que te guste salir a caminar a buen ritmo o tengas la costumbre de ir al gimnasio. Te ayuda a reponer el contenido de tus vitaminas, minerales y antioxidantes. Reduce la sensación de agujetas.

Té verde con limón y stevia: beber con azúcar o stevia, a tu gusto. Para aquellos que necesitan un toque dulce, pero no les gusta la miel. También lo puedes poner a modo de decoración en la parte superior del vaso y tomarlo de esta manera, a modo de cóctel.

Té verde con limón y ajo: sólo apto para personas valientes, a las que les gusten los sabores fuertes. Es un excelente remedio para la puesta a punto a primera hora de la mañana o en ayunas y disfrutar de los beneficios de ajo. Además, al infusionar el ajo en el agua, el sabor no es tan fuerte. Es diferente; merece la pena probarlo.

Te verde con limón y cúrcuma: similar el verde con limón y jengibre, con el plus de que la cúrcuma cuenta con beneficios que te ayuda a mejorar el estado de ánimo. Así que es ideal para beber a media mañana o a media tarde, cuando los ánimos empiezan a decaer por el cansancio del día.

Té verde con limón y linaza: para aquellas personas que son especialmente estreñidas, este té les ayudará a ir mejor al baño por las mañanas.

Te verde con limón y aloe vera: ideal para cuidar la piel y el cabello, pero también para mejorar los procesos digestivos. Muy suave y rica. Se puede tomar tanto fría como caliente

Publicado el
Deja una respuesta